A tortas en Sitges

A tortas en Sitges

Dando una vuelta por el paseo marítimo de Sitges, nos encontramos a un pibón descomunal. Después de intimar con ella, teníamos que resguardarnos del viento que hacía. Así que conseguí que viniera a casa, donde dimos rienda suelta a nuestras fantasías más húmedas. Como le gustaba que le diera unos cuantos azotes… Eso sí, ella los devolvía.

Dando una vuelta por el paseo marítimo de Sitges, nos encontramos a un pibón descomunal. Después de intimar con ella, teníamos que resguardarnos del viento que hacía. Así que conseguí que viniera a casa, donde dimos rienda suelta a nuestras fantasías más húmedas. Como le gustaba que le diera unos cuantos azotes… Eso sí, ella los devolvía.

A tortas en Sitges

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.